Miquel Barceló. Gorille à l´eau forte . Grabado

Exposición Picasso, Miró y Barceló

TRES MAESTROS ESPAÑOLES

 

La muestra reúne grabados de tres nombres excepcionales de la pintura española: Pablo Picasso, Joan Miró y Miquel Barceló.

La selección de las obras -realizada directamente con los autores, sus herederos o colecciones históricas- traza una delicada mirada por los tres autores que han marcado el siglo XX en la pintura española e internacional.

Los tres artistas tienen muchas cosas en común: su origen e influencia mediterránea, su paso por París, su gusto por las distintas técnicas -pintura, escultura, grabado, cerámica…, su sentido de la vida y su enorme éxito artístico.

 

Cuatro de los cinco grabados de Picasso, que expone Tiempos Modernos, forman parte de la Suite Vollard, realizada entre 1930 y 1937, una época dorada del gran pintor español.  Nuestra selección  se centra en los trabajos del estudio del pintor, el minotauro y el erotismo.

La Suite Vollard está considerada una de las obras más importantes del grabado contemporáneo. Se realizó cuando Picasso mantenía una relación apasionada con su musa y modelo Maria-Teresa Walter. La suite toma el nombre de Ambroise Vollard, marchante de arte, que organizó la primera exposición de Picasso en 1901. La colección, sin embargo, no se dio a conocer hasta los años 50, debido a la inesperada muerte de Vollard.

 

Por lo que respecta a Miquel Barceló, la exposición presenta nueve grabados y aguatintas realizados entre 2002 y 2017. El pintor mallorquín -universalmente admirado- desarrolla algunos de sus temas clásicos: tauromaquias, animales y paisajes africanos, mares y fauna marina.

La obra gráfica de Miquel Barceló -realizada en distintos talleres en Lanzarote, Barcelona y París- tiene una edición muy corta, que en algunos casos no llega a diez ejemplares. El autor -que siempre ha manifestado su gusto por la obra en papel- se acerca de esta forma al concepto de obra única

Miquel Barceló -nacido en Felanitx en 1957- ha alcanzado desde principios de los años 90, una enorme relevancia internacional. Su obra, con una fuerte inspiración en la naturaleza, se ha desarrollado sobre dos grandes pilares: el Mediterráneo y África, que están presentes en la exposición de Tiempos Modernos.

El trabajo de Miquel Barceló, que forma parte de las colecciones de los grandes museos internacionales, tienen una enorme vitalidad. Sus cuadros, sus cerámicas, sus acuarelas, dibujos, grabados y esculturas le han convertido en uno de los principales nombres del arte contemporáneo.

Joan Miró completa la exposición. Su genio se reparte la primera parte del siglo XX con Picasso. Nacido en Barcelona, transformado en París y convertido a la magia del Mediterráneo, la obra de Miró cabalga sobre el surrealismo hasta que se convierte en un trabajo personal. Sus cuadros, sus figuras abstractas, sus colores, son un auténtico icono del siglo XX, que se ha expuesto en los principales museos internacionales.

Las cinco obras que presenta Tiempos Modernos han sido seleccionadas personalmente por Joan Punyet Miró, nieto del artista, y presidente de la Sucessió Miró. Se trata de tres litografías y dos aguafuertes realizadas entre los años 70 y 80, todas ellas repertoriadas y publicadas en los volúmenes de la obra gráfica completa del autor.